Eskarabilla: ¿Barrio aparcamiento?

Iritziak

Entre los problemas que sufre nuestro barrio el más acuciante tal vez sea el terrible tráfico que soporta  junto al del aparcamiento: es el paso obligado para todos los vehículos que vienen o se dirigen a Beasain o Lazkao y como de los que de esos pueblos vienen a Ordizia, de los vehículos de los trabajadores que van y vienen a las fábricas como CAF,  además de autobuses,  furgonetas y camiones de reparto.

La cercanía del Eroski y que sea salida hacia la autovía hace que el número de vehículos que diariamente cruzan este barrio sea excesivo para sus calles y avenidas. Junto a este problema  y también debido a ello tiene un gran problema de aparcamientos. Es una odisea encontrar sitio para aparcar tanto para los vecinos como para las personas que hacen sus compras en este barrio. Su cercanía a la estación de tren y la falta de otro tipo de aparcamientos en otras partes del pueblo hace que muchos de los vehículos sean de los que están aparcados todo el día sin dar oportunidad a acceder a aparcamiento a otros vehículos que vienen para momentos puntuales. En este contexto es fácil comprender que muchos vehículos ocupen zonas que no están destinadas para ellos o se aparque en doble fila.

 

Frente a este problema la solución del ayuntamiento es la fácil y la que le genera recursos en momentos económicos difíciles: poner multas. Como siempre prima la coacción frente a la educación y el dialogo. Más aparcamiento parece imposible, es más, zonas que iban a ser destinadas a zona verde han sido destinadas para el coche, sin resolver el problema. Sería fácil pedir a la gente que dejara el coche y que haga las compras y desplazamientos en transporte público o andando pero eso no va a ocurrir de hoy a mañana y es negar la realidad actual, nos guste o no. Una válvula de escape a la presión de tanto vehículo podría estar en el aparcamiento de San Bartolomé pero su estado y su acceso (falta de luz, aceras, seguridad, etc.) hace que mucha gente desista de usarlo. Tal vez mejorando sus infraestructuras  y su acceso podría ser el aparcamiento que este barrio y el pueblo necesita y por lo tanto recuperar para los peatones y paseantes otras zonas. A esto hay que añadir los 14 días que durante 10 años llevamos aguantando solidariamente las barracas de fiestas y que hace que los problemas anteriores de tráfico y aparcamiento se multipliquen además de otros. Es curioso que cuando los vecinos piden ese espacio que ocupan las barracas para organizar las fiestas que duran dos días se les diga que no se puede por los problemas que generaría en el tráfico y en cambio estos no existen a la hora de poner las barracas durante dos semanas. Otro problema, derivado del tráfico, es el de la contaminación, durante un tiempo estuvo colocado en una parte del barrio un medidor, pero los vecinos nunca fuimos informados de los resultados de dicho aparato.

Respecto al tema de las barracas el alcalde está puesto al corriente de la situación que se crea en el barrio durante el periodo festivo. Llevamos 10 años albergando solidariamente esas barracas en frente y pegadas a nuestras casas y durante 14 días al año aguantando los problemas de ruido, suciedad, etc. además de los señalados de tráfico y aparcamiento. Creemos sinceramente que hay lugares más apropiados para colocarlas.

Los vecinos echamos en falta una zona de recreo donde estar juntos con los hijos y vecinos, ese sitio podía ser el parque situado frente al  antiguo local de los bomberos, sería cuestión de acondicionarlo para que fuera adecuado para ello. Junto a estos  problemas el barrio sufre otros comunes con el resto de Ordizia: la suciedad de los jardines algunos de los cuales  parecen cagaderos de perros, y el cuidado de algunos de los árboles que están enfermos y necesitan cuidados.

Seguramente aquí no se acaba la radiografía de los problemas de la Eskarabilla. Esto no es más que una aproximación, que el debate continúe.

(Eskarabillako argazki zaharren galeria / Galería de fotos antiguas de la Eskarabilla)