Ordizia necesita a la izquierda abertzale

Egoera politikoa

Nunca han conseguido hacer desaparecer en Ordizia la actividad política y social de la izquierda abertzale. Ni por medio de las ilegalizaciones, ni por medio de la represión, ni por medio de la exclusión, han conseguido ni que desaparezca, ni que se esconde.

Muy al contrario, ha estado muy presente en la vida municipal tanto a nivel institucional (Ayuntamiento) como social. Sin embargo, las condiciones a las que la han sometido las políticas del PSOE y PNV han generado una situación excepcional que resulta insostenible desde un punto de vista democrático. Por lo tanto, Ordizia necesita a la izquierda abertzale, y la necesita de manera normalizada y legal.

Por una parte Ordizia necesita a la izquierda abertzale, porque sin ella es imposible la normalidad y convivencia democrática; porque en Ordizia es una de las fuerzas políticas que más puede y debe hacer para conseguir ese escenario de convivencia en el que se respete los derechos de todos los ordiziarras, sin ningún tipo de exclusión y porque es la fuerza que desde Ordizia (pueblo y Ayuntamiento) más puede hacer para impulsar un proceso democrático a nivel nacional.

Pero por otra parte, Ordizia necesita a la izquierda abertzale porque es la fuerza que puede generar y garantizar un verdadero cambio a nivel municipal. Cambio que no sólo la izquierda abertzale, sino también otras fuerzas políticas, asociaciones y ciudadanas y ciudadanos reclaman. Y nos estamos refiriendo a un cambio en el modelo de gestión y políticas del Ayuntamiento (una gestión que garantice verdaderamente la participación ciudadana, también en la toma de decisiones; un gobierno municipal transparente; un compromiso serio por la normalización del euskara; políticas educativas que soluciones problemas que arrastramos durante años…).

Por ello, la izquierda abertzale de Ordizia ha adquirido el compromiso de realizar un diagnostico de la realidad municipal (valoración de la gestión de los cuatro años anteriores y análisis de la situación actual), de realizar un proyecto con propuestas y presentar un equipo comprometido y capacitado para llevarlo a cabo. Todo ello con la confianza en las propias fuerzas, y con el convencimiento de que para ello es necesario el trabajo conjunto con otras formaciones y asociaciones.